ALFREDO URDACI

La OCD se estanca y España baja en matemáticas y ciencia segun PISA

El informe trianual refleja un estancamiento general en los países más desarrollados y pone en cabeza a China en todas las competencias analizadas.

Este mes de diciembre se han publicado los resultados del Informe PISA sobre educación. Un estudio que ha analizado las competencias de alumnos de 15 años de 79 países en matemáticas, ciencias, comprensión lectora y ambiente en las aulas.

En comprensión lectora, España queda fuera de la publicación de datos en esta edición de 2018 debido a la detección de algunas “anomalías” durante la prueba de fluidez de lectura en el 5% de los alumnos examinados en todo nuestro país. En este examen, “en un pequeño número de centros de algunas zonas de España”, los alumnos respondieron a 20 preguntas en menos de 25 segundos y lo hicieron con noes y síes exclusivamente, según la OCDE. Los resultados permanecen congelados a la espera de saber cómo se procederá en esta competencia.

Los españoles no hemos salido bien parados en esta edición del análisis internacional. España obtiene en 2018 los peores resultados de su historia en las pruebas, bajando su calificación en ciencias en 13 puntos con respecto a los logrados en 2013, hasta una puntuación media de 483. En matemáticas no ha sido tan grande el descalabro de la puntación, que solo se ha visto mermada en 5 puntos con respecto a la última edición, la correspondiente a 2015. Este 2018, la puntación media española en matemáticas ha sido de 481 puntos. Estos resultados nos colocan al nivel de países como Lituania, Hungría, Estados Unidos, Luxemburgo o Rusia.

Las bajas puntuaciones registradas en España coinciden con las pruebas realizadas por la primera generación de estudiantes formada en el contexto de los recortes sufridos en Educación, iniciados en 2011.

Lo cierto es que España, a pesar de los malos resultados obtenidos, se sitúa entre los 13 países, de los 79 analizados, que no han experimentado cambios relevantes, como son la mayoría de los incluidos en la OCDE, donde el estancamiento ha sido la característica común. Al igual que España ha bajado su puntuación, también lo han hecho otros países desarrollados como Finlandia, Islandia u Holanda. En el otro lado de la balanza encontramos naciones como Catar, Albania, Colombia o Portugal, que han aumentado su puntuación con respecto a los exámenes de 2015.

En cabeza se encuentra la China continental, representada por Pekín, Shanghái, Jiangsu y Zhejiang, que obtiene los mejores resultados de la prueba con una valoración media que llega a los 578 puntos. En segundo lugar, encontramos otro país asiático, Singapur, con 556 puntos. El bronce lo ha logrado la región administrativa de Macao (542 puntos), seguida por Hong Kong con 530 puntos.

Si nos fijamos en los países más próximos a España, nuestra nación se sitúa a la cola en matemáticas, competencia en las que Francia obtiene 495 puntos, Portugal 492 e Italia 487. Igualmente quedamos por detrás de nuestros vecinos en ciencias, competencia en la que Francia obtiene 493 puntos y Portugal 492. En este caso, Italia si queda por debajo de España con 468 puntos en ciencias.

Diferencias entre norte y sur en nuestro país

Si atendemos a los resultados obtenidos por comunidades autónomas, las diferencias entre el norte y el sur son muy acusadas. En el apartado de matemáticas, a la cabeza se encuentra Navarra, con 503 puntos, 14 más que la media de la OCDE (489) y 22 más que la media del país (481). Le siguen en cabeza Castilla y león (502), País Vasco (499), Cantabria (499), Aragón (497), Asturias (491) y Cataluña (490), todas ellas por encima de la media internacional. Madrid (486) y Baleares (483) superan el listón nacional. En el lado opuesto de la tabla se encuentra Ceuta, que con 411 puntos queda casi 100 puntos por debajo de la Comunidad Foral.

Galicia lidera la clasificación por comunidades autónomas en ciencias con 510 puntos, seguida por Castilla y León con 501. También por encima de la media de la OCDE (489) en ciencias se sitúan Asturias (496), Cantabria (495), Aragón (493), Navarra (492) y Cataluña (489). La media española en esta competencia está en 483 puntos. Por encima de ésta están País Vasco, Madrid y La Rioja, las tres con 487 puntos, y Castilla-La Mancha, con 484. Nuevamente la Ciudad Autónoma de Ceuta cierra la clasificación con 419 puntos.

Madrid no acepta los resultados

La Comunidad de Madrid, como el resto de las regiones españolas, ha visto mermada su puntuación con respecto a los resultados obtenidos en 2015. En este último análisis Madrid ha perdido 29 puntos en ciencias y 17 en matemáticas. Con estos resultados, el Ejecutivo madrileño ha solicitado que no se publiquen los resultados españoles del Informe PISA. El Gobierno formado por Partido Popular y Ciudadanos alega que las pruebas de matemáticas y ciencias están “contaminadas” por las “anomalías” detectadas en las pruebas de lectura y considera que los resultados logrados son “absolutamente inverosímiles”. Añaden a esto que han detectado alumnos examinados en 2017 en la base de datos de las pruebas de 2018, incluso estudiantes que no se presentaron a la prueba y que figuran puntuados con un cero, lo que ha llevado a un ligero descenso de la media en toda la Comunidad.

El consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha llegado a calificar las pruebas de PISA como un “auténtico desastre” y, por este motivo, pide “desechar” los resultados obtenidos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This